A continuación expongo 3 fases que engloban lo que sería una eficiencia energética para el medio ambiente, la economía y una racionalización del uso:

  1. Energías renovables.
  2. Autoconsumo.
  3. Balance neto.

Energías renovables

Las energías renovables son aquellas que no expolian los recursos naturales ni contaminan el medio ambiente, y por su naturaleza son inagotables. Dichas fuentes de energía se csaracterizan por no generar CO2 o contaminantes durante el proceso de transformación de la energía. Las principales son las siguientes:

  1. Agua: esta fuente de fuerza es de las primeras en ser usada; en saltos, por altura, …
  2. Aire: esta otra fuente de fuerza ya se usaba para mover molinos y generar fuerza de movimiento, y actualmente la tecnología a propiciado la generación directa de electricidad.
  3. Sol: esta fuente que es inagotables (por lo menos en los próximos 500.000 millones de años), proporciona dos tipos de energía:
    1. Térmica: con la que sustutuir a las fuentes fósiles (carbón, gas natural, fuel, …) que calientan una masa de agua, produciendo vapor para mover las turbinas que generan la electricidad.
    2. Irradiación: que es la que utilizan las placas fotovoltaicas para generar electricidad; convirtiendo los fotones en electrónes.

Actualmente la tecnología sigue evolucionando y se pueden aprovechar otras fuentes de fuerza; corrientes de marinas, los rios, el movimiento de las mareas, las olas, … También existen las plantas de biomasa, donde su quema produce energía térmica; sustituyendo a la quema de combustibles fósiles.

Estas fuentes de energía son proporcionan varios beneficios a corto, medio y largo plazo:

  • Son inagotables al ser generados por la naturaleza.
  • No contaminan por el proceso de transformación en energía eléctrica.
  • Son baratos o gratis, al no necesitar de ningún proceso industrial para su obtención.
  • La tecnología de transformación del elemento a electricidad evolociona constantemente para aumentar la eficiencia.

Autoconsumo

Hoy en día con una inversión no muy excesiva, es posible tener un sistema que genera limpiamente energía eléctrica, para conumo propio y bajar el consumo externo, y con ello, la factura de la compañía suministradora. Mediante placas fotovoltaicas instaladas en el tejado, o un miniaerogenerador en un lugar con buen viento, es posible generar electricidad para el consumo propio, así como utilizar la energía termosolar para el calentamiento del agua sanitaria o de calefacción.

Balance neto

Lo ideal es que lo generado por uno mismo pudiera ser inyectado en la red general, y la energía no consumida sea reutilizada por los demás usuarios y obtener una bolsa positiva, la cual consumir en los momentos en que nuestro sistema no pudiera suministrar la energía que necesitamos.

Lo normal es que nuestro sistema de autoconsumo genere electricidad en ciertos momentos del día; en el caso de la fotovoltaica por el día, y en el caso de la eólica mientras sople viento, y esta generación pueda ser superior a lo consumido en algún instante. El balance neto se refiere a que el contador de la energía consumida de la red sea bidireccional, con lo que si generamos más energía de la que consumimos, la sobrante es inyectada en la red y cuenta a favor nuestra, mientras que si generamos menos energía de la que consumimos, la que falta la recibimos de la red y se debería de compensar con la cuenta a favor nuestra.

En términos simples; si inyectamos a la red el contador restaría y si consumimos de la red sumaría, aunque técnicamente habrían dos contadores; uno contaría la energía consumida de la red, y otro contaría la energía inyectada a la red, siendo la diferencia de lo consumido menos la inyectada lo que realmente nos facturarían. También hay un parámetro diferenciador que podría ser el coste de la energía consumida, y el coste o precio de la energía inyectada, que pudiera ser diferente, aunque creo que sería lógico.

Conclusiones

El expolio de los recursos naturales está mermando La Tierra, además de que estos recursos producen el CO2 que afecta a La Tierra. La mejor alternativa son los recursos inagotables y naturales que nos da La Tierra. La energía renovable es ya una realidad y su tecnología, aunque puede avanzar mucho más, es ya factible y puede ser utilizada o generada por cualquiera y en casi cualquier lugar.

La generación local o personal, junto con las normas adecuadas de autoconsumo y balance neto, harán que disminuya la dependencia en los combustibles fósiles, caros y limitados, que agravan la economía nacional y solo enriquecen a unos cuantos, aumentando la eficiencia energética tanto económicamente, para el país y sus habitantes, así como la mejora del trato que se le da al medio ambiente.

Hay que empezar de verdad a mirar por el bien común de todos y para todos.

Antonio  Sanz

Comentarios
convert this post to pdf.